Despido disciplinario por ausencias injustificadas en el trabajo

Despido disciplinario por ausencias injustificadas en el trabajo

Qué es el despido disciplinario

Como viene recogido en el artículo 54 del estatuto de los trabajadores, el despido disciplinario puede venir causado por la “falta reiterada de asistencia o puntualidad al trabajo”.

Dentro del estatuto no se definen cuál es el número exacto de ausencias necesarias para que se produzca el despido, por lo tanto hay que conocer que es lo que define la jurisprudencia como una falta.

Una ausencia injustificada es toda aquella que se produzca sin el aviso previo a la empresa y no tenga una causa que lo justifique.

A la hora de sancionar o despedir a un trabajador, el comportamiento del mismo debe ser grave y propiciado por el mismo trabajador. Aquellas situaciones que imposibiliten acudir al centro de trabajo no deberían ser sancionadas, como no poder llegar al trabajo por un accidente de tráfico.

Para cada caso de despido disciplinario es necesario conocer al detalle las causas y justificaciones del trabajador para justificar su ausencia y las correspondientes sanciones para el trabajador.

Dentro de ello, no se consideran ausencias las realizadas por aquellas trabajadoras que sufren violencia de género, siempre que lo acrediten los servicios sociales o de salud.

Como con cualquier otro tipo de despido, con el despido disciplinario, el trabajador no tiene derecho a una indemnización. Pero si recibirá un finiquito y una prestación por desempleo en función del tiempo de trabajado.

Número mínimo de ausencias injustificadas o faltas en el trabajo

Cómo decíamos antes, no existe un número fijo determinado por el Estatuto de los trabajadores, en estos casos, hay que referirse a lo que dictamina el convenio colectivo.

Si no existiera el convenio o este no determinara un número concreto de días, la jurisprudencia dictamina un número de 3 faltas antes de poder realizar el despido disciplinario.

¿Debe advertirte la empresa antes de realizar el despido?

No está tipificado en ningún escrito que la empresa deba advertirte antes de realizar el despido. Solo en caso de que venga definido dentro del convenio colectivo. Pero, aunque no es necesario, el juez suele tener en cuenta que haya habido un requerimiento previo.

En resumen, un trabajador puede haber sido despedido de forma disciplinaria sin previo aviso, si no viene obligado por el convenio.

¿Te podrían despedir por sólo una ausencia injustificada?

Efectivamente, un trabajador puede ser despedido tras solo una ausencia injustificada. Pero habría que tener en cuenta la gravedad y el perjuicio que sufrió la empresa debido a las faltas graves en el trabajo.

En estos casos la empresa puede declarar la infracción de la buena fe contractual.

¿Qué hacer en caso de despido disciplinario?

Igual que con cualquier otro despido, el trabajador tiene 20 días hábiles para impugnar la decisión de la empresa frente a un tribunal. Primero es necesario presentar una papeleta de conciliación laboral, y no se llega a alcanzar un acuerda, entonces se procederá a realizar la demanda.

Si e juez no considera que haya sido un despido justificado, entonces habrá 2 consecuencias.

Pero lo más importante es contar con un equipo de abogados laborales que puedan revisar y ayudarte en tu caso. Así que contacta con el despacho de abogados de Gonzalez & Gorjón para cualquier caso de despido. Solicita información en nuestra web.

Diferencia entre despido procedente o improcedente

En la vida laboral de cualquier trabajador es necesario conocer los tipos de despidos que existen, sus causas y la diferencia entre un despido procedente e improcedente. Así que desde nuestro despacho de Derecho laboral Gonzalez & Gorjón queremos ayudarte a diferenciarlos.

Primero hay que conocer los tipos de despidos que existen, y en que consiste el despido desde un punto de vista legal.

Tipos de despidos que existen

El despido es la acción de poner fina a la relación laboral entre un trabajador y su empleador o empresa. El despido está regulado en el Estatuto de los Trabajadores, que ayuda a regular los derechos laborales en España.

Normalmente existen 2 tipos de despido, cada uni definido por sus propias causas.

Despido disciplinario

El despido disciplinario se relaciona con una conducta por parte del trabajador. Algunos de los supuestos pueden ser:

El despido disciplinario puede categorizarse en procedente, improcedente o nulo.

  • Despido procedente: cuando existe una confirmación de la mala actuación de un trabajador
  • Despido improcedente: si el proceso no tiene caso, entonces la empresa tiene 5 días para considerar la readmisión
  • Despido nulo: se indemniza al trabajador

Despido objetivo

El despido objetivo se da solo cuando se dan algunas de estas situaciones

Igual que con el despido disciplinario, se puede categorizar en procedente, improcedente o nulo.

A diferencia del despido disciplinario, el despido objetivo se puede categorizar en despidos individuales o colectivos. Ya sea que afecta a un trabajador o una plantilla.

Diferencia entre despido procedente o improcedente

Es despido procedente es aquel que está justificado y confirmado por la empresa o empleador. Se da cuando existen incumplimientos graves por parte de un trabajador.

El despido improcedente es cuando la empresa no tiene en cuenta los requisitos para culpabilizar a un trabajador del hecho. En este caso el trabajador tiene el derecho de poder volver a su puesto de trabajo o recibir una indemnización.

Cada tipo de despido lleva asociadas unas consecuencias tanto para el trabajador como para la empresa, y en cada caso es necesario contar con el mejor asesoramiento de abogados laborales de Gonzalez & Gorjón. Solicita información para ayudarte en tu caso.

¿Te pueden despedir por mentir en el curriculum?

despedir por mentir en el curriculum

A día de hoy, tenemos nuestro currículo no solo en papel, sino también en internet en plataformas como Linkedin, Infojobs … y es posible que algunas personas se sientan tentadas de incluir en su currículum con alguna mentira para engrosarlo, pero hay que tener que puede tener muy malas consecuencias.

‘Aderezar’ nuestro CV para que destaque y acceder a un puesto de trabajo puede parecer algo inocente, pero es no es así. No soló puede ser motivo de un despido disciplinario, sino que puede tener consecuencias más graves, plataformas como Linkedin, Infojobs … y es posible que algunas personas se sientan tentadas de incluir en su currículum con alguna mentira para engrosarlo, pero hay que tener que puede tener consecuencias en el ámbito laboral.

¿Puede ser causa de despido?

En términos simples, SI. Para la contratación de una persona se tiene en cuenta la formación, trayectoria y experiencia del candidato. Todo esto se transmite en su CV, mediante una entrevista y más, y si alguno de ellos no corresponden con la realidad, se transgrede la buena fe contractual y es motivo de un despido procedente.

Incurrir en la falsedad de los datos que fueron determinantes para selección y contratación posterior, es causa de un despido procedente del empleado. Por ello siempre es recomendable realizar pruebas de refuerzo para la sección del personal, ya sea mediante entrevistas o exámenes.

Consecuencias penales para el trabajador

Falsedad documental

El empleado que haya sido despedido no sólo podrá ser despedido, sino que existen otras consecuencias más graves en el ámbito penal.

La falsedad en una documentación (titulación, referencias, etc …) podrá llegar a incurrir en un delito de falsedad documental recogido en los artículos 390 – 399 del Código Penal. La pena puede variar en función del tipo de documento.

– Si es un documento privado, puede ser una pena de 6 meses a 2 años de cárcel.
– Si es un documento público, puede ser una pena de 3 – 6 años de cárcel. Multa de 6 – 24 meses y una inhabilitación especial de 2 – 6 años.

Son casos de gran gravedad que no acaban en el despido del trabajador y pueden llegar a tener consecuencias penales más allá del ámbito laboral.

Intrusismo

En situaciones en las que un trabajador accediera a un puesto médico sin la titulación necesaria, se realizarían daños tanto al centro como a los pacientes.

El ejercicio de esta profesión sin cualificación incurre en el delito de intrusismo definido el los artículos 402 – 403 del Código penal. Que también puede llegar a incurrir en consecuencias penales.

Gonzalez & Gorjón es tu despacho abogados laborales para trabajadores y empresas. Si tienes un caso sobre despido, reclamaciones de salario, modificación de contrato y más, solo tienes que resrrvar tu cita para consultar tu caso sin compromiso. Tenemos más de 30 años de experiencia en el derecho laboral.