Skip to content
¿Has sido objeto de una sanción disciplinaria en tu puesto de trabajo y no sabes cómo actuar ante una situación laboral como esta? Nuestro despacho de abogados de Madrid te ofrece el soporte legal necesario para recurrir o impugnar una sanción disciplinaria en tu puesto de trabajo.

ABOGADOS PARA SANCIONES LABORALES

Las sanciones laborales se producen como consecuencia de falta laboral por incumplimiento culpable de las obligaciones laborales del trabajador.

Las faltas se califican de leves, graves y muy graves. Las muy graves pueden llegar incluso a provocar el despido. Las faltas prescriben a los 10 días las leves, a los 20 la graves y a los 60 las muy graves, según el E.T. . Estos plazos pueden ser menores, según el convenio aplicable, pero nunca mayores.

Jamás supondrán multas económicas ni reducción de vacaciones.

Las faltas y sus correspondientes sanciones siempre deben ser comunicadas por escrito en el caso de las graves y muy graves, indicando la fecha de cumplimiento de la sanción y los hechos.

Es muy importante recurrir cada sanción para evitar un posible despido posterior basado en la acumulación de faltas. El plazo es de 20 días hábiles desde que se recibe la carta. La empresa es quién tiene la carga de probar los hechos.

Contacta con González & Gorjón, despacho de abogados en Madrid y logra un experto asesoramiento legal en todo tipo de casos relacionado con el derecho laboral para trabajadores.

Juicio por sanciones laborales

Nuestros abogados laboralistas son especializados en Derecho Laboral para ofrecer nuestros servicios profesionales en la tramitación y defensa contra las sanciones laborales a los trabajadores. Las sanciones laborales pueden ser dadas por el incumplimiento de las obligaciones laborales establecidas en el convenio vigente o propio del Estatuto de los trabajadores.

Un trabajador podrá impugnar la sanción laboral que le haya sido impuesta por la empresa en el plazo de 20 días hábiles; en caso contrario la sanción será firme y quedará anotada en el expediente del trabajador, pudiéndose utilizar por el empresario para efectuar un despido disciplinario posteriormente.. Para impugnar una sanción o falta grave el empresario deberá probar la realidad de los hechos imputados al trabajador con alegaciones, pruebas, testigos, etc.

Si has sido objeto de una sanción disciplinaria, y te han comunicado una suspensión de empleo y sueldo, o incluso una simple amonestación por escrito, contacta con nuestro despacho. Nuestros abogados para trabajadores estarán listos durante todo el proceso de demanda para asesorarte y tomar el mejor curso desde un punto de vista judicial.