Skip to content
En González & Gorjón abogados le ofrecemos el asesoramiento necesario para gestionar los casos de despido en su empresa de la mejor manera posible y menos perjudicial humana y económicamente.

ABOGADOS PARA DESPIDOS EMPRESARIALES

Consúltenos antes de proceder a un despido, le asesoraremos en función a la clase de éste. Si considera que es disciplinario, estudiaremos la viabilidad para garantizar su procedencia. Es fundamental confeccionar una carta de despido completa y con los datos suficientes para que no sea considerado el despido improcedente por falta de causas que puedan producir indefensión al trabajador. Si se trata de despido objetivo, igualmente el escrito ha de ser amplio y acreditando de forma clara y suficiente los motivos del mismo.

Solicítanos información y le daremos un presupuesto para cada caso concreto en función de su complejidad. En González & Gorjón tenemos gran experiencia como abogados especialistas en despidos en Madrid.

Despidos objetivos y disciplinarios de trabajadores

La situación de despedir a un trabajador no es una situación agradable. El despido es la decisión unilateral del empleador o de la empresa de extinguir el contrato del trabajador, y para ello hay que contar con abogados para despidos con un conocimiento legal del Estatuto de los trabajadores para aplicar uno de los 2 tipos de despido presentes durante la vida laboral.

Despido objetivo

Cuando el contrato del trabajador se extingue por causas ajenas a él o cuando se produce una rescisión debido a que el trabajador demuestra una ineptitud para desempeñar sus tareas asignadas, ya sea desde una enfermedad a la pérdida del permiso de conducir necesario para el trabajo.

También se puede dar este tipo de despido por una falta de adaptación a nuevas funciones en su trabajo o cusas imputables a la empresa que pueden ser económicas, técnicas o productivas.

Despido disciplinario

Este se da cuando se da un comportamiento negativo por parte del trabajador. Repetidas ausencias injustificadas, desobediencia, ofensas al empresario o disminución deliberada de la productividad son algunas de las causas que propician este tipo de despido.

En caso de proceder a un despido disciplinar del trabajador, este no recibirá una compensación económica, sino el finiquito por la finalización de su contrato laboral.