Skip to content
Es muy habitual que las empresas efectúen contrataciones fraudulentas mediante la concatenación de sucesivos contratos temporales por obra o servicio determinado, cuando en la realidad no existen razones que justifiquen dicha temporalidad.

ABOGADOS PARA DESPIDOS EN CASOS DE CONTRATO TEMPORAL POR OBRA

En estos casos, el trabajador temporal tiene derecho a percibir una indemnización por el despido en casos de contrato temporal de 8 días de salario por año trabajado. Sin embargo, para los contratos suscritos con posterioridad al 18 de junio de 2010 la indemnización señalada aumentará hasta los 12 días de acuerdo con el siguiente calendario:

  • 8 días de salario por año trabajado para los contratos celebrados hasta el 31 de diciembre de 2011.
  • 9 días de salario por año trabajado para los contratos celebrados a partir del 1 de enero de 2012.
  • 10 días de salario por año trabajado para los contratos celebrados a partir del 1 de enero de 2013.
  • 11 días de salario por año trabajado para los contratos celebrados a partir del 1 de enero de 2014.
  • 12 días de salario por año trabajado para los contratos celebrados a partir del 1 de enero de 2015.

Ahora bien, para que el contrato temporal surta plenos efectos y sea perfectamente válido es imprescindible que la causa de temporalidad alegada por el empresario sea cierta y válida, además de estar perfectamente indicada y concretada en el contrato. Esta situación no suele darse, por lo que son muchos los casos en los que un abogado especialista en despidos puede ayudar a conseguir una mayor indemnización.

En el supuesto de que no se cumplan dichos requisitos, el contrato o los contratos temporales resultarán realizados en fraude de ley, con la consecuencia de convertir la relación laboral del trabajador en indefinida. Por tanto, en el caso de que la empresa proceda a dar el conocido “fin de obra” a un trabajador, lo que en realidad se está produciendo es un despido del trabajador indefinido, y la indemnización correspondiente será la equivalente a la de un despido improcedente.

Si la empresa le comunica la “finalización de su contrato temporal”, no dude en acudir a nuestro despacho, le asesoraremos y determinaremos si su contrato estaba suscrito en fraude de ley y por tanto, sería viable reclamar una indemnización superior a la abonada y reconocida por la empresa.