Skip to content
En ocasiones, la empresa puede despedir a un trabajador verbalmente, sin entregarle una carta de despido o comunicarle ni justificarle las razones del cese.

ABOGADOS PARA DESPIDOS VERBALES

Este tipo de despidos por lo general son improcedentes y conllevan el pago de una indemnización, dado que se incumplen por parte de la empresa las formalidades legales que exige la legislación laboral para proceder al despido de un trabajador.

No obstante, es fundamental que el trabajador reclame y reaccione de una manera inmediata y clara, no bastando en ocasiones el simple hecho de la presentación de la papeleta de conciliación para alegar el despido verbal.

En estos casos, es conveniente contactar previamente con la empresa para confirmar la decisión extintiva.

Si ha sufrido un despido verbal póngase rápidamente en contacto con nosotros para asesorarle e indicarle los pasos que debe dar para conseguir que la empresa le abone su indemnización, ya que en ocasiones la intención de la empresa puede ser precisamente tratar de evitar el pago.

El despido también puede ser tácito, es decir, sin que exista una carta de despido ni verbalmente se le comunique el mismo. Estos despidos se producen cuando de una manera tácita la empresa manifiesta a través de diversos actos la voluntad de prescindir de un trabajador.

Ejemplos de despidos tácitos pueden ser la expulsión del trabajador de su lugar de trabajo, la falta de abono de salarios, la baja sin previo aviso en Seguridad Social… es decir, cualquier acto o hecho del que se derive la voluntad clara de la empresa de dar por extinguida la relación laboral.