Skip to content
En nuestro despacho de abogados laboralistas podemos ayudarle en los casos en los que su empresa haya cambiado las condiciones de trabajo de forma unilateral.

ABOGADOS PARA MODIFICACIONES DE CONTRATO

Cuando se den circunstancias económicas, técnicas, organizativas o de producción, la empresa puede acordar modificaciones sustanciales de las condiciones de trabajo, siguiendo el procedimiento establecido en la Ley y de acuerdo con unos requisitos.

Tiempo de trabajo

La modificación puede afectar a la jornada, al horario y distribución del tiempo de trabajo a turnos de trabajo. En estos casos, el trabajador tiene derecho a rescindir el contrato de trabajo y obtener una indemnización.

La modificación en este sentido puede venir dada por una reducción de la jornada, lo que lleva aparejado una reducción salarial, o bien por una ampliación de la misma.

También puede producirse un cambio en el horario de trabajo, cuando medien razones de utilidad o necesidades de funcionamiento en la empresa.

Sistema de remuneración y cuantía salarial

En este supuesto también se genera para el trabajador un derecho de rescisión indemnizada del contrato de trabajo. Al hablar de sistema de remuneración, se hace referencia no sólo al salario, sino también a los conceptos extrasalariales.

Funciones

Cuando se produzca una modificación de funciones que exceda lo previsto para la modificación funcional, tendrá carácter de sustancial, pudiendo dar derecho a una indemnización rescindiendo el contrato de trabajo por voluntad del afectado.

En este sentido, es importante que la modificación de funciones cumpla con los requisitos formales exigidos por las normas convencionales y que la empresa justifique sobradamente los motivos que le llevan a efectuar dichos cambios.

Para llevar a cabo dichas modificaciones sustanciales, la empresa debe notificar la medida al trabajador afectado con una antelación mínima de 15 días, además de ser ciertas las causas justificativas de la misma.

Asimismo, la comunicación debe hacerse simultáneamente a los representantes de los trabajadores, ya que en caso de incumplir alguno de estos requisitos determinaría la nulidad de la decisión empresarial.

Una vez notificada la modificación sustancial al trabajador afectado y transcurrido el plazo de preaviso pertinente, el trabajador queda obligado a realizar su trabajo en las nuevas condiciones, alcanzando la decisión carácter ejecutivo.

Ahora bien, si el trabajador no está conforme con la decisión empresarial puede impugnarla judicialmente (mediante demanda ante los Juzgados de lo Social) por considerarla nula o injustificada, y con la intención de que el Juez condene a la empresa a reponer al trabajador a sus anteriores condiciones.

Por otro lado, puede optar por la rescisión de la relación laboral y percibir una indemnización cuando la modificación afecte a: jornada de trabajo, horario, distribución del tiempo de trabajo, régimen de trabajo a turnos, sistema de remuneración, cuantía salarial o funciones.

Es fundamental determinar si la modificación introducida por la empresa reviste el carácter de sustancial o no, ya que hay supuestos en que el empresario tiene libertad para encomendar funciones distintas a las que habitualmente venga desarrollando un trabajador sin que ese cambio sea apreciado por un juez como sustancial.

Contacte con nosotros si su empresa pretende efectuarle una modificación de sus condiciones de trabajo, y no firme ningún tipo de acuerdo o documento sin antes asesorarse previamente.