Permiso retribuido para acompañar a los hijos al médico

El Estatuto de los Trabajadores regula en su artículo 37.3.d) que el trabajador, previo aviso y justificación, puede ausentarse en el trabajo, con derecho a remuneración, por el tiempo indispensable, para el cumplimiento de un deber inexcusable de carácter público y personal.

El Tribunal Supemo ha dictado recientemente una sentencia en la que aclara que los deberes surgidos de las obligaciones familiares y de cuidados o del deber de alimentos entre parientes, no sólo significan que deban llevarlos a cabo personalmente tales personas (padres y madres), pero no pueden ser calificadas como obligaciones de carácter público.

Antes al contrario, pertenecen a la esfera privada y familiar, y debido a ella, considera el Tribunal, nos encontramos ante un permiso alejado por completo de la previsión específica del artículo 37.3.d) del Estatuto de los Trabajadores.

La discusión jurídica del abogado para trabajadores se produjo en el marco de una entidad bancaria, al establecerse tanto en el convenio colectivo de aplicación como su normativa interna, mecanismos de compensación horaria al entender que el permiso para acompañar a los hijos menores de 14 años a los servicios médicos no es un permiso retribuido.

De esta manera, aunque la prestación que lleve a cabo el trabajador sea personalísima, no tiene el carácter de público, por lo que el permiso no es retribuido.

Declaran procedente el despido de una dependienta por negarse a llevar bien puesta la mascarilla

El Juzgado de lo Social número 6 de Santander ha declarado procedente el despido de una trabajadora de un supermercado por no atender las indicaciones de su responsable para que se colocara correctamente la mascarilla, así como dirigirse en tono amenazante a la clienta que lo había puesto en conocimiento.

El supuesto de hecho consiste en que una clienta de un supermercado se dirigió al responsable del establecimiento para quejarse de que una dependienta de la sección de pescadería, al indicarle que no llevaba bien puesta la mascarilla, le contestó que la clienta “no era policía para decirle lo que podía hacer”.

El responsable se dirigió a la sección de pescadería recriminando a la trabajadora el uso incorrecto de la trabajadora y el mal trato hacia el cliente. La actuación de la trabajadora tras recriminarle su actitud fue la de amenazar al cliente.

Ante ello, con su abogado para despido, la empresa procede a despedir de forma disciplinaria a la trabajadora imputándola tres faltas graves: vulneración de las normas de seguridad, falta de respeto y consideración al público, y malos tratos de palabra y falta de respeto o consideración al público en general.

Actuación inspectora en el ámbito del servicio doméstico

La Inspección de Trabajo y Seguridad Social ha publicado una nota informativa sobre la campaña de actuación inspectora que llevará a cabo en los próximos días a fin de vigilar el cumplimiento de la normativa del orden social y exigir las responsabilidades pertinentes en el ámbito del servicio doméstico.

Ante la situación de crisis actual, derivada de la pandemia del Covid-19, resulta imprescindible un refuerzo de la actuación de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social para velar por el respeto de los derechos de todas las personas trabajadoras, entre las que se encuentra el colectivo del servicio del hogar familiar.

Se trata de un colectivo, como bien indica el citado organismo, fuertemente feminizado (según la última encuesta de población activa de un total de 576.000 personas sólo 71.000 eran hombres), y que se encuentra especialmente afectado por dos elementos fundamentales, que son de esperar donde ponga el foco el servicio de inspección: la situación de economía irregular; y los bajos salarios con que se retribuyen sus servicios, en ocasiones por debajo del SMI.

Por ello, es fundamental regularizar la situación laboral del empleado/a, así como abonar correctamente su salario, no sólo en evitación de la posible demanda laboral que pueda interponer el trabajador contando con nuestros abogados laborales, sino también en aras de evitar el procedimiento de inspección que pueda finalizar con una sanción económica.

Diferencias entre excedencia o baja voluntaria

excedencia o baja voluntaria

De forma sencilla, normalmente, es mejor una excedencia, pero vamos a explicar los motivos de manera detallada.

Una pregunta común que suele tener un trabajador es cuándo puede abandonar el puesto de trabajo, si solicitar una excedencia o una baja voluntaria. Si eres un empleado, tienes derechos a solicitar una de estas opciones, pero la excedencia sólo se concede a trabajadores lleven al menos un año en la empresa.

¿Excedencia? ¿Baja voluntaria? Cuál es mejor

La mayor diferencia entre ambas es que con la baja voluntaria el trabajador agota la relación laboral con la empresa de forma definitiva. Al solicitar una excedencia se garantiza la preferencia a la hora de reincorporarse al mismo puesto de trabajo, en un plazo determinado de 4 meses a 5 años.

No hay que confundir el derecho preferente con la reincorporación asegurada, el período de excedencia solo te brinda la posibilidad de volver a la empresa, pero si esta no cuenta con un puesto vacante no es posible reincorporarse al puesto de trabajo.

¿Podré cobrar el paro?

Es importante que no se tiene derecho a paro en ninguno de los 2 casos. Solo en caso de trabajar con una nueva empresa y que sea esta la que finalice el contrato por despido o porque este llegue a su fin.

Una vez solicitada la baja temporal o la excedencia, es necesario que el nuevo contrato sea al menos de 3 meses para poder solicitar el paro.

La excedencia es más recomendable a la hora de solicitar la prestación por desempleo, aunque no está libre de inconvenientes. Es muy importante solicitar la reincorporación en la antigua empresa una vez terminado el tiempo de excedencia, sino se perderá el derecho al paro.

Pueden ocurrir varias situaciones:

  • Si no se solicita o se solicita tarde la reincorporación, el SEPE considerará esto como una baja voluntaria ya que no se ha cumplido el plazo y forma de la solicitud a la empresa.
  • Se solicita la reincorporación pero la empresa nos indica que el puesto ya está cubierto, entonces si que se tendrá derecho a cobrar el paro.
  • Se solicita la reincorporación y es posible volver al puesto de trabajo, entonces es obligatorio volver a reincorporarse, sino se considerará como una baja voluntaria y se perderá el derecho a cobrar al paro.

Por ello es importante saber el plazo de finalización de la excedencia para poder realizar la solicitud de reincorporación. Si quieres solicitar una baja temporal o una excedencia, no esperes a consultar a nuestros abogados laborales que te ayudarán en tu caso.