¿Me corresponde un finiquito por cambio de contrato?

¿Me corresponde un finiquito por cambio de contrato?

En muchas ocasiones un trabajador puede pasar de un contrato temporal a un contrato indefinido dentro de la empresa. Con estos cambios, es posible que el trabajador se pregunta por las consecuencias que esto lleva. La duda más común que suele tener una persona y se le corresponde un finiquito por el cambio de contrato.

Si has preguntado alguna vez a otras personas que hayan vivido esta situación, es probable que hayas oído todo tipo de situaciones. Al final, cada empresa actúa de una forma diferente, así que para estos casos nos tenemos que centrar en lo que indica la ley y consultar un abogado laboralista.

Cómo se pasa de un contrato temporal a uno indefinido

Antes hay que definir la situación en la que sería posible recibir un finiquito por un cambio de contrato. Una modificación en la ley en 2014 hace que el proceso del cambio de contrato temporal a indefinido por parte de la empresa sea más fácil, sin tener que comunicar la intención al Servicio Público de Empleo (SEPE).

Ahora solo hace falta que el empleado firme el contrato indefinido, que cuenta con una cláusula de “Conversión de contrato temporal a indefinido”. Se puede establecer para una jornada completa, parcial y fijo discontinua, y las nuevas condiciones del contrato estarán formalizadas por escrito.

¿Me deberían pagar un finiquito?

Cuando se realiza el paso de un contrato temporal a uno indefinido, este no implica una rotura de la relación laboral entre la empresa y el trabajador. Solo que ocurra un cambio en el modelo de contratación del trabajador.

Por lo tanto la empresa no está obligada a pagar un finiquito por un cambio de contrato. Como decíamos antes, la razón es que no se rompe la relación laboral del trabajador con la empresa. Por lo tanto el trabajador está prestando sus servicios de forma ininterrumpida.

El trabajador también tiene que tener en cuenta que se siguen respetando sus derechos, vacaciones y antigüedad en la empresa a pesar del cambio de contrato.

¿Y si la empresa cambia el contrato por obligación?

Existen 2 casos para el cambio de contrato: por la voluntad de la empresa y en mutuo acuerdo con el trabajador o por que es obligado por ley. Este es el caso tras agotar el tiempo permitido para un contrato temporal.

Si se produce algún tipo de fraude en la contratación temporal, entonces se aplican ciertas sanciones laborales como la modificación de forma automática del contrato temporal a uno indefinido.

Si existe un cambio forzoso, entonces es la empresa la encarga de informar al trabajador, mediante la entrega de un documento con todas modificaciones en las condiciones de trabajo de la persona va a aceptar en los 10 días siguientes.

Si la empresa no realiza un aviso del paso del contrato temporal a indefinido, el trabajador debe exigir que se le entregue el documento que avale que está contratado como indefinido. Pero en esta ocasión tampoco se percibe ningún finiquito, entonces en ningún caso se corresponde el pago de un finiquito. Solo en caso de que la empresa ya la haya pactado anteriormente con el trabajador, pero nunca obligada por ley.

Qué hacer en caso de despido

que hacer en caso de despido
Durante su vida laboral, a un trabajador se le puede dar el caso de que los despidan de su puesto. En estos casos normalmente el trabajador desconoce las vías que tiene disponibles para reclamar. Los despidos siempre son un situación difícil, por eso en el despacho de Gonzalez & Gorjón queremos ayudarte a que comprendas en profundidad lo que puedes hacer en caso de despido y cuentes con el mejor asesoramiento de nuestro abogado laboral.

Si tu empresa decide prescindir de tus servicios, elaborará la conocida carta de despido. En este caso, el trabajador deberá rellenarla de la siguiente forma: la fecha de ese día, NO conforme y su firma. En el caso del que el trabajador se niegue a firmar, la empresa deberá contar con dos testigos para reflejar su negativa.

La primera recomendación es rellenar el documento con NO conforme y firmarlo.

Qué tipos de despidos existen

Dependiendo de las circunstancias del despido, puede caer dentro de una de las siguientes categorías. Cada caso es único, y cuentas con diferentes derechos:

Despido procedente

¿Qué es un despido procedente? En este caso la empresa puede aportar las pruebas de la causa del despido. Hay que tener en cuenta que aunque la empresa puede considerarlo procedente, el tribunal puede tener otro fallo y será el que tenga la última la palabra por su procedencia o improcedencia. No hay indemnización en este caso.

Despido improcedente

No existe causas por su motivación y la empresa no puede demostrar ante un juez la causa real, o en caso de que el juez haya determinado que el despido ha sido improcedente. La persona afectada tendría una indemnización de 33/45 días de salario por año trabajado con un máximo de 24 mensualidades.

Despido objetivo

En el despido objetivo,  empresario rescinde del servicio del trabajador por causas objetivas como las pérdidas económicas y un cambio en la producción.

Despido disciplinario

Cuando el trabajador es el causante de faltas graves a la empresa, se recurre al despido disciplinario, que recaen bajo su responsabilidad, ya sean faltas verbales o faltas al trabajo injustificadas puedes ser algunas de ellas.

Despido colectivo

Si la empresa pasa por una situación económica deficiente, puede obtener la autorización para despedir al menos el 10% de los trabajadores que tiene en plantilla.

Suspensión del contrato

No es un despido propiamente dicho, ya que se trata del fin del contrato entre el empleado y empleador.

De cara al despido, es posible que la empresa no quiera realizar una carta de despido y realiza un despido verbal. En este caso debemos exigir el despido por escrito para que quede constancia de la fecha en la que comienza el despido.

En caso de que la empresa se niegue a presentar el despido por escrito después de exigirlo, es cuando el trabajador debe empezar a recabar pruebas de la constancia de dicho despido y empezar con la reclamación.

trabajador recibiendo carta de despido

Qué es un finiquito y qué contiene

El finiquito es el documento que pone fin a la relación laboral entre la empresa y el trabajador. Debe constar el saldo, las liquidaciones correspondientes, los días de vacaciones sin disfrutar que la empresa debe pagar al trabajador, también los días trabajados y las pagas extraordinarias.

Cuando se reciba el finiquito hay que indicar que NO se está conforme, para que se revisen las cantidades de ese caso en concreto.

¿Se puede impugnar el despido?

Tras recibir la notificación de tu despido, constarás de 20 días hábiles para poder impugnarlo.

Si quieres realizar una reclamación, debes contar con la papeleta de conciliación ante el servicio administrativo correspondiente.

Ya sabes que pasos seguir en caso de sufrir un despido, así que solo queda que cuentes con el asesoramiento de nuestro abogado para despidos y dejar tu caso en profesionales del derecho laboral con más de 20 años de experiencia.