Retribuciones fuera de nómina como causa de extinción del contrato de trabajo

El Tribunal Supremo ha dictado una reciente sentencia en la que considera que el abono continuado de retribuciones al trabajador “fuera de nómina”, supone un grave incumplimiento de las obligaciones del empresario, facultando para extinguir el contrato de trabajo a petición del trabajador, amparándose en el artículo 50.1 del Estatuto de los Trabajadores.

La cuestión gira en torno a tres trabajadores con contrato fijo discontinuo que percibían regularmente su nómina, y además una cantidad “en sobre”, que escapaba lógicamente de la cotización de la Seguridad Social y del control de la Hacienda Pública. Además, a la finalización de cada período trabajado, la empresa emitía los correspondientes recibos de finiquito, que no se abonaron.

Con base en todo ello, el Supremo establece que la obligación de cotizar se corresponde con las bases definidas por la Ley, constituyendo ésta la remuneración total que con carácter mensual tenga derecho a percibir el trabajador, tanto en metálico como en especie. De manera que si la empresa oculta parte de su remuneraciones desarrolla no sólo una conducta sancionable administrativamente, sino que también perjudica al trabajador, dado que las prestaciones que éste pueda recibir se calculan en función a lo cotizado previamente.

La consecuencia de la estimación de la demanda, supone la existencia de causa justa para que el trabajador pueda solicitar la extinción de su contrato de trabajo con base en el artículo 50.1 del Estatuto de los Trabajadores, y por tanto su derecho a percibir una indemnización equivalente a la señalada en la misma norma para los despidos calificados como improcedentes.

Entradas recomendadas