Teletrabajo y trabajo a distancia

El día 13 de octubre entró en vigor la ley que regula el trabajo a distancia.

Entre los aspectos más importantes de la norma, destaca en primer lugar el hecho de considerar como trabajo a distancia el que se desarrolle durante el menos el 30% de la jornada.

Aunque se prevé que el trabajador no puede asumir los gastos relacionados con los equipos y herramientas necesarios para el desempeño de su trabajo, remite a los convenios colectivos para que regulen y establezcan los mecanismos para determinar y abonar dichos gastos.

Asimismo, se establece que el teletrabajo sea voluntario y reversible, exigiéndose para su validez la firma de un acuerdo entre empresa-trabajador por escrito.

Además, se establecen tres distinciones: trabajo a distancia, teletrabajo o trabajo presencial; reconociendo a los trabajadores los mismos derechos que los que desempeñen sus tareas de forma presencial (en materia de formación y promoción profesional, retribución, tiempo de trabajo, etc.).

Entradas recomendadas