Despido notificado mediante burofax

El Tribunal Supremo ha dictado una reciente sentencia (29-1-2020), en la que determina que el inicio del plazo para impugnar por despido cuando la empresa lo comunica al trabajador mediante burofax, no comienza a contar hasta que el trabajador retira de Correos el mismo, dentro de los 30 días desde que se le dejó el aviso.

Para adoptar dicha decisión, el Tribunal aplica la normativa que regular el servicio postal, la cual establece que si no se encuentra el destinatario del burofax en su domicilio, se le deja aviso haciendo constar la identificación del remitente, y advirtiéndole del plazo de un mes para retirar el mismo en las oficinas de Correos.

En el caso debatido, entiende el Tribunal Supremo que el trabajador no se negó a recibir la carta de despido, ni realizó maniobras dilatorias, puesto que recogió el burofax dentro del indicado plazo de un mes.

La consecuencia, por tanto, fue la de declarar la nulidad de todas las actuaciones y reponer las actuaciones a la instancia, para que el juez dicte una nueva sentencia sobre la base de que la acción de despido no caducó.

Entradas recomendadas