Declaración de No Apto por el servicio de prevención y despido del trabajador.

El Tribunal Supremo ha declarado que no es válida la extinción del contrato de trabajo por ineptitud sobrevenida del trabajador basándose únicamente en la declaración de no apto del servicio de prevención ajeno.

En el caso en cuestión, un trabajador que había sufrido diversos episodios de incapacidad temporal, es declarado no apto por el servicio de prevención ajeno contratado por la empresa. Acto seguido, la empresa le comunica su despido objetivo por ineptitud sobrevenida, indicándole en la carta la imposibilidad de encontrar y ubicarle en otro puesto de trabajo.

Para el Tribunal Supremo el despido del trabajador debe calificarse como improcedente. Entiende que el informe del servicio de prevención no consituye por sí mismo un medio de prueba imbatible para acreditar la ineptitud sobrevenida del trabajador, máxime cuando ni siquiera se le reincorporó a su puesto de trabajo tras la incapacidad temporal, y debido igualmente a que la carta de despido no identifica correctamente las limitaciones detectadas.

 

Entradas recomendadas