Covid-19 y plus de peligrosidad

El Tribunal Supremo declara que la empresa no está obligada a abonar el plus de peligrosidad regulado en el convenio colectivo, si ha desplegado medidas de protección y ha evitado con éxito la propagación del virus Covid-19.

El supuesto parte de una cadena de supermercados, cuyo convenio colectivo establece que la empresa debe evaluar los riesgos y peligros de los diversos puestos de trabajo, y sólo en caso de no poder minimizar los mismos, abonar el correspondiente plus a los trabajadores.

Los trabajadores reclaman el derecho a que se abone el citado plus a aquellos trabajadores que tienen relación directa  permanente con el público.

En el acto del juicio, la empresa ha acreditado que se han llevado a cabo numerosas medidas de protección en las diversas tiendas, se han entregado EPIS a los empleados con contacto con la clientela, se han elaborado protocolos para evitar contagios, etc.

Todas las medidas han resultado efectivas, puesto que de 750 empleados, sólo se han contagiado 6 por Covid-19.

De manera que por todo ello, el Tribunal Supremo entiende que a cumplido razonablemente el deber de seguridad. Por lo que no está obligada, a tenor de la norma convencional, a abonar el plus de peligrosidad.

Entradas recomendadas