Bonus. Consecuencias de no fijar los objetivos por parte de la empresa

El Tribunal Supremo establece que supeditar el derecho a la percepción de un determinado bonus al cumplimiento de unos objetivos, es la empresa quien tiene la carga de acreditar cuáles son esos objetivos, así como probar si el trabajador había conseguido o no alcanzarlos.

El supuesto de hecho consiste en la comunicación a una trabajadora por parte del departamento de RRHH de su empresa de un cambio en sus condiciones salariales, fijándose un bonus de 3.660 euros, sin que en la citada comunicación se haga referencia alguna ni se supedite su percepción al cumplimiento de unos determinados objetivos. Al no abonarse por parte de la empresa, la trabajadora reclama la citada cantidad.

El Tribunal Supremo declara que el llamado “bonus” es una confección unilateral empresarial, lo que supone que es la empresa quien posee la disponibilidad y la facilidad para probar qué objetivos han de cumplirse y si éstos se han cumplido o no. 

Por tanto, continúa el tribunal, cuando en el seno de un procedimiento judicial la empresa afirma que el bonus está supeditado al cumplimiento de determinados objetivos, no es razonable que no precise los mismos, así como si el trabajador los ha alcanzado o no.

En este sentido, el Tribunal Supremo señala (recordando su jurisprudencia al respecto) que cuando un contrato establece que el trabajador podrá tener derecho a un incentivo o variable, condicionando el mismo a la fijación de unos determinados objetivos por parte de la empresa, y éstos no se especifican, cabe interpretar que nos hallamos ante un pacto de incentivos sujeto a la exclusiva voluntad de uno de los contratantes, contrario por tanto a lo dispuesto en el artículo 1256 del Código Civil.

De tal manera que, ante su falta de claridad y desarrollo posterior, este tipo de cláusulas no pueden sino interpretarse en el sentido más adecuado para que las mismas puedan causar y en contra de quien incluyó esas cláusulas en el contrato, que lógicamente fue la empresa.

Entradas recomendadas