¿Quién paga mi baja laboral?

¿Quién paga mi baja laboral?

La Incapacidad Temporal (IT) es una de las prestaciones más relevantes en la actualidad para cualquier trabajador. Todos los trabajadores dedican la mayor parte de sus cotizaciones a la Seguridad Social (contingencias comunes). Por ello desde el despacho de abogados laborales de Gonzalez & Gorjón, queremos explicarte qué es lo que estás cobrando y quién paga tu baja laboral.

Cómo funciona la Incapacidad Temporal

Esta se define por ser una contribución económica que recibe un trabajador diariamente por estar imposibilitado para trabajar y entonces recibe una ayuda sanitaria por parte de la Seguridad Social.

Si la baja es por enfermedad común o accidente no laboral, el trabajador tendrá derecho a esta paga a partir de cuarto día. En caso de ser una enfermedad profesional, a partir del siguiente día al de la baja en el trabajo.

Duración de la baja

Una baja por enfermedad o accidente puede tener hasta una duración de 365 días, que se pueden alargar hasta 180 más si se encuentran dentro del periodo de recuperación. Durante este tiempo, el Servicio Público de Salud o la Mutua que colabora con la Seguridad Social entregará los partes de baja, confirmación o alta que sean debidos y poder acceder al cobro de las prestaciones.

En el período de observación por accidente laboral, la duración podrá ser hasta de 6 meses, que se pueden alargar otros 6 meses para la observación de la enfermedad.

Quién paga la baja laboral

Si quieres saber cúanto se cobra de baja, la prestación que se da por la Incapacidad Temporal es concedida en la mayoría de los casos por Instituto Nacional de la Seguridad Social, del Instituto Social de la Marina o de la Mutua Colaboradora con la Seguridad Social.

En los casos de enfermedad común o un accidente no laboral, es el empresario el que pagará entro los 4 o 15 días de baja.

A partir del día 16, esta responsabilidad se traspasa a la Seguridad Social o la Mutua. El empresario abonará esta paga como si se tratara de la nómina, y luego tanto la SS como la Mutua serán las abonen al empresario el dinero. Así que el trabajador recibirá el ingreso como si se tratase de una nómina, más los descuentos por IRPF y las cuotas de la Seguridad Social.

¿El subsidio de la baja puede ser menor que el sueldo?

Y a sea por enfermedad común o accidente no laboral, el trabajador podría recibir hasta el 60% de la base reguladora desde el día 4 hasta el 20 incluido, y desde el 21 en adelante, un 75%. Si se trata de una enfermedad profesional o por un accidente de trabajo, se recibirá hasta un 75% de la base reguladora ya desde el día siguiente de la baja.

Si se quiere recibir un porcentaje mayor, o que se le pague desde el primer día, depende del propio empresario o del convenio que tenga con la empresa. El recibimiento del pago de la baja terminará a los 365 días si no se da antes el alta, y durante la prórroga, recibirá el pago directo desde la Seguridad Social o la Mutua Colaboradora.

Seguridad Social o Mutua

Antes del 97, era la Seguridad Social la que realizaba el pago directo al empresario o al trabajador. A partir de ese año empezaron a surgir la Mutuas, que empezaron solo cubriendo enfermedades profesionales o accidentes en el trabajo, y ahora pueden incluir también las enfermedades comunes o accidentes no laborales.

Entonces la empresa puede optar por que el seguimiento de la baja sea a través de la Seguridad Social o la Mutua colaboradora.

Esta decisión no tiene mucha importancia en la mayoría de los casos, ya que si la baja dura menos de 1 año el trabajador será la empresa la que cobrará la Seguridad Social o Mutua.

Te ayudamos a defender tus derechos como trabajador. Reserva tu cita y cuenta con los años de experiecia de una gran equipo de abogados laborales.

Abono del complemento de incapacidad temporal tras extinguirse la relación laboral

El Tribunal Supremo ha dictado recientemente una sentencia en la que declara que la extinción de una relación laboral no implica que la empresa deje de abonar el complemento de la prestación de IT regulado en el convenio colectivo de aplicación, sino que debe seguir abonándolo hasta la finalización de la propia incapacidad temporal.

El razonamiento de la sentencia parte de que en el momento que se reconoce un derecho a favor de la IT de un trabajador, sin determinarse en qué período posterior finalizará, el derecho no podrá ser anulado o mermado, si no es de acuerdo con las normas que regulan su reconocimiento, siendo irrelevante el posterior devenir de la mejora complementaria.

De manera que si el convenio colectivo establece complemento de la IT sin limitación temporal, este debe abonarse mientras el trabajador perciba dicho subsidio, aunque haya sido despedido.

Por tanto, en casos de incapacidad temporal de un trabajador para la incapacidad temporal de empleadas del hogar es imprescindible valorar si el convenio colectivo establece, en primer lugar, la obligación empresarial de complementar o no la prestación por IT; y en caso de que así sea, determinar si prevé una limitación temporal, como por ejemplo durante los 12 primeros meses de la baja.